PIERCING & TATTOO Madrid

 VOLVER

Compartir

Tienes un piercing de ombligo y ahora estás embarazada ¿Deberías quitarlo?

2019 de Diciembre del 20
¿Le preocupa tener que deshacerse de su piercing en el ombligo una vez que el vientre comience a crecer? 

Si tienes un piercing de ombligo desde hace un tiempo y se encuentra cicatrizado, la buena noticia es que no tienes que deshacerte de él si estás iniciando un embarazo. Cuando el vientre empiece a crecer puedes cambiarlo por una barra extensora debido a que uno común te podrá ocasionar molestias al estirarse la piel y aumentar la sensibilidad; además comenzará a rosar y engancharse con más frecuencia. No te olvides de mantener una buena higiene.

Hay tipos especiales de joyas de ombligo para usar durante el embarazo. Estos piercings crecerán con el vientre y son flexibles para la máxima comodidad.

 

Estate atento al enrojecimiento en la piel que rodea la perforación, lo que probablemente significa que está demasiado apretado. 

Si optas por sacar la joya por completo, pasa la joya a través del orificio cada pocos días para evitar que se cierre el piercing.

Si el piercing es reciente, está irritado o todavía no cicatriza, en este caso si es aconsejable retirarlo y volver hacerlo después del parto, ya que el ombligo es una zona muy delicada con poco musculo y puedes llegar a contraer enfermedades, grandes estrías incluso hasta queloides.

Si tienes planes de realizarte una perforación durante el embarazo, en este caso se recomienda esperar hasta unos meses después de dar a luz, ya que esto puede presentar algún riesgo para tu salud y la de tu bebé. Lo ideal es estar lo más saludable posible.

Aunque no todos los cuerpos son iguales, si decides mantener tu piercing pero te preocupa cómo quedará después del embarazo ¡No te preocupes! la piel es un órgano maravilloso y al cabo de unos meses tu abdomen (y por lo tanto tu ombligo) volverán a su tamaño original, si de lo contrario decides retirar un piercing bien cicatrizado por unos meses es probable que no se cierre.

Visitá a tu profesional de perforación si notas cualquier rechazo, migración, enrojecimiento, hinchazón o secreción inusual, y ten en cuenta que una infección puede suceder incluso en un piercing donde se ha quitado la joya,

Consultá con tu ginecólogo-obstetra antes de realizar cualquier procedimiento que afecte tu cuerpo durante el embarazo.

El trucos del hilo dental | Si la joya del piercing de ombligo te está produciendo algún tipo de incomodidad en el vientre durante el embarazo, te dejamos una alternativa temporal para reemplazar la joya y recuperar la comodidad que necesitás.

Compartir

  • Si te gustó el contenido no dejes de compartirlo en redes sociales
Dejanos tu comentario

Ayúdanos a mejorar la información mostrada en esta página.