PIERCING & TATTOO Madrid

 VOLVER

Compartir

PIERCING ¿Cuáles son las complicaciones más comunes?

2020 de Octubre del 04
Las complicaciones más comunes son: Infecciones Locales (cerca de 10% a 20% de las perforaciones se infectan), Infecciones Sistémicas (Bacteriemia, Endocarditis bacteriana, Angina de Ludwig,Transmisión de enfermedades), Dermatitis de contacto alérgicas.

​A continuación detallamos cada una de las complicaciones.

  • Infecciones Locales

Cerca de 10% a 20% de las perforaciones se infectan, siendo los microorganismos implicados con más frecuencia S. Aureus, Estreptococos del grupo A y diferentes especies de Pseudomona. 

 

  • Infecciones Sistémicas

Bacteriemia (Tras la colocación reciente del piercing). Descarga pasajera de bacterias en la sangre a partir de un foco infeccioso, que se manifiesta por temblores y aumentos de temperatura.


Endocarditis Bacteriana: Se han descrito numerosos casos de endocarditis bacteriana secundaria a infecciones locales en sitios de
perforaciones, especialmente en pacientes con cardiopatías congénitas o daño valvular previo y en los casos de perforaciones en la cavidad oral.

Transmisión de enfermedades: hay pocos estudios que constaten el riesgo de transmisión de enfermedades relacionadas con esta práctica. Podrían transmitirse virus como el HIV, la hepatitis B, C, el herpes simple, el Epstein-Barr. Potencialmente la infección podría deberse a una mala higiene, a instrumentos mal esterilizados.

 – Angina de Ludwig: es una infección bacteriana debida principalmente a un estreptococo hemolítico. Puede presentarse inmediatamente después de la perforación intraoral, provocando una celulitis difusa del suelo de la boca y se extiende rápidamente a la región submadibular, submental y sublingual. Esta infección puede dificultar el habla la deglución y la respiración
llegando a comprometer la vida del paciente, por lo que es imprescindible un tratamiento urgente

 

  • Dermatitis de contacto alérgicas

Los piercings pueden ser causa de dermatitis de contacto que puede ser irritativa o alérgica. En ocasiones resulta muy difícil conocer la composición exacta del objeto metálico utilizado, ya que en la mayoría de casos estará formado por una aleación de diferentes metales. En cualquier caso, para su diagnóstico es imprescindible efectuar unas pruebas epicutáneas testando los alergenos más habituales y que se encuentran en las baterías epicutáneas estándar y de metales.

Los piercings elaborados con acero quirúrgico, así como los fabricados con aleaciones de metales suelen contener
o liberar niquel. 

No podemos olvidar las posibles reacciones a anestésicos locales y evitar guantes de látex en la
técnica.

 

Compartir

  • Si te gustó el contenido no dejes de compartirlo en redes sociales
Dejanos tu comentario

Ayúdanos a mejorar la información mostrada en esta página.